August 1, 2022

La escasez de maestros en Indiana hace que algunas escuelas tengan que ingeniárselas

El verano suele ser una temporada alta de contratación para las escuelas. Pero los administradores necesitan urgentemente miles de maestros y personal de apoyo.  - Jakob Lazzaro / WVPE

El verano suele ser una temporada alta de contratación para las escuelas. Pero los administradores necesitan urgentemente miles de maestros y personal de apoyo.

Jakob Lazzaro / WVPE

Read this story in English

Matt Shockley necesita dos maestros de matemáticas y no tiene ningún candidato.

Shockley es el director de la escuela secundaria Avon, situada a 14 millas al oeste del centro de Indianápolis. Los estudiantes de Avon vuelven a la escuela a finales de este mes. Si Shockley no puede cubrir esos puestos, el tamaño de las clases podría aumentar o los estudiantes podrían quedarse con un sustituto a largo plazo que podría no estar calificado para enseñar la materia.

“Esta es la circunstancia de contratación más desafiante que he tenido en mis 18 años de director”, dijo Shockley. “Ha sido muy difícil”.

En el nuevo portal de oportunidades de empleo en línea del Departamento de Educación de Indiana hay más de 2,300 puestos de educación para maestros hasta el 7 de julio. Además, hay casi 900 puestos vacantes de apoyo a los estudiantes, como consejeros escolares, ayudantes de clase y empleados de cafetería.

El verano suele ser una época de muchas contrataciones para las escuelas. Y no está claro si estas vacantes representan un empeoramiento de la escasez de maestros, porque el Departamento de Educación de Indiana (Indiana Department of Education, IDOE) no mantiene datos comparables de años anteriores, de acuerdo con Holly Lawson, portavoz de la agencia. Lawson escribió en un correo electrónico que el IDOE cambió su antiguo portal de oportunidades de empleo por una plataforma nueva en marzo de este año. Escribió que casi todas las corporaciones escolares del estado, y muchas escuelas chárter y escuelas no públicas, están utilizando el nuevo portal de oportunidades de empleo para publicar puestos en tiempo real, lo que no era posible con su sistema anterior.

Esto significa que “comparar los anuncios en el nuevo mercado de oferta y demanda con los anuncios en el portal de oportunidades de empleo es como comparar manzanas con naranjas”, escribió Lawson.

Escribió que, en el futuro, el estado planea utilizar este nuevo sistema para obtener información sobre el proceso de formación de los educadores, incluidas las áreas geográficas y temáticas con mayor necesidad de maestros.

Cómo hacer frente a la falta de candidatos calificados

Pero los directores como Shockley necesitan urgentemente maestros y personal de apoyo. Shockley dijo que ha contratado a 24 maestros en lo que va de año, un número mayor que en años anteriores debido a la pérdida de empleados por jubilación, estrés laboral u otros motivos. Afirmó que la pandemia de la COVID-19 y sus efectos en los estudiantes y los maestros ha llevado a algunos educadores a abandonar el campo.

“He tenido maestros relativamente nuevos que llevan dos o tres años en el campo de la enseñanza, y simplemente dijeron: ' Sabes qué, no puedo hacer esto'. En los dos últimos años, el estrés por la COVID ha supuesto un reto demasiado grande”, dijo Shockley.

Shockley dijo que la combinación de jubilaciones y maestros que abandonan la profesión, junto con una reserva baja de candidatos, significa que los distritos están compitiendo entre sí por los maestros que ya están en el campo.

“En realidad se trata de robarnos unos a otros y de contratar los empleados de otros. Eso es lo que hemos hecho esta temporada”, dijo Shockley.

Indiana también está por detrás de sus estados vecinos en cuanto al salario promedio de los maestros, según datos de la Asociación Nacional de Educación, un sindicato de educación. El salario promedio de los maestros de Indiana fue de unos $53,000 durante el año escolar 2020-21, en comparación con los casi $71,000 de los maestros de Illinois, los aproximadamente $64,000 de los maestros de Michigan y los $54,000 de los maestros de Kentucky.

Además, Shockley dijo que la creciente desconfianza en los maestros y en el sistema educativo, evidenciada en la propuesta de proyectos de ley sobre los planes de estudio y otras leyes que pretenden controlar lo que se puede decir y no en las aulas, ha hecho que algunos busquen carreras fuera de la educación.

Para hacer frente a la escasez de candidatos, Shockley dijo que el distrito ha recurrido en mayor medida a los permisos de emergencia, que son credenciales temporales que permiten a personas que no tienen licencia enseñar una materia determinada. Se utilizan cuando las escuelas no pueden encontrar un maestro calificado para el trabajo. Los titulares de permisos de emergencia deben tener un título de licenciado y estar trabajando para obtener una licencia en esa materia.

En todo el estado, el uso de los permisos de emergencia ha aumentado alrededor del 58 % entre 2016 y 2021.

Durante el año escolar 2020-21, casi una cuarta parte de todos los permisos de emergencia concedidos fueron de intervención leve: un puesto de maestro de educación especial. El estado prohibió el uso de permisos de emergencia para los maestros de educación especial a partir de este verano, porque la práctica viola la ley federal. La segunda categoría más alta para los permisos de emergencia durante ese año escolar fue la de generalista de escuela primaria, seguida por la de matemáticas y la de lengua y literatura.

“Me preocupa mucho nuestra capacidad para atraer y contratar a los mejores y más brillantes en el campo de la educación”, dijo Shockley. “Ahora mismo no encontramos esos candidatos. Y me preocupa nuestra capacidad para continuar los programas en áreas en las que no podemos encontrar personas calificadas para cubrir esos puestos”.

Escasez de personal de apoyo

Lisa Soto Kile, directora de Recursos Humanos de Penn-Harris-Madison School Corporation, ve menos estudiantes inscritos en programas de preparación de maestros y menos candidatos para puestos de trabajo en la enseñanza en comparación con hace una década.

Soto Kile dijo que el distrito, ubicado entre South Bend y Elkhart en el norte de Indiana, ha tenido suerte; pudieron reemplazar a los 65 miembros del personal que se jubilaron después del año escolar 2020-21 y agregar puestos adicionales para ayudar a los estudiantes a recuperarse de la pandemia de la COVID-19. Este año se jubilaron 55 maestros.

Soto Kile dijo que la escasez en su distrito es más grave para los empleados por hora, como los ayudantes de los maestros para estudiantes con discapacidades, los trabajadores del servicio de alimentos, los conserjes y los conductores de autobuses. En total, dijo que tienen 35 vacantes en todas las categorías de personal de apoyo.

Dijo que la escasez se ha agravado en los últimos años y que el distrito ha destinado más recursos a la contratación.

“Puede conducir por nuestras escuelas y en nuestra comunidad y ver autobuses con anuncios y demás. Tenemos carteles de reclutamiento y utilizamos las redes sociales para atraer a posibles empleados”, dijo Soto Kile. “Estamos trabajando en colaboración con dos organizaciones que nos ayudan en nuestros esfuerzos de reclutamiento”.

Shockley, el director de la escuela secundaria Avon, dijo que también tiene dificultades para encontrar suficiente personal de apoyo, incluyendo secretarias, asistentes docentes, ayudantes de maestros de educación especial, ayudantes de sala de estudio y otros puestos no certificados que apoyan las operaciones de la escuela.

“Si no somos capaces de cubrir esos puestos, tendremos que encontrar otras formas de utilizar el personal que tenemos para ocuparnos de las operaciones y necesidades diarias”, dijo Shockley. “Y eso va a ser más difícil sin personal en estas funciones de apoyo tan importantes. Si no los tenemos, nuestras escuelas no van a funcionar muy bien en el día a día ni van a ser tan acogedoras para los niños y las familias”.

Un problema inmediato y a largo plazo

Tim McRoberts, director ejecutivo asociado de la Asociación de Directores de Escuelas de Indiana, dijo que los administradores le han dicho que la escasez de personal de apoyo y certificado es particularmente grave en las zonas rurales del estado.

“Creo que es algo que debe preocuparnos mucho”, dijo.

McRoberts dijo que la narrativa en torno a la enseñanza tiene que cambiar para que sea una carrera más atractiva.

“Tenemos que ser creativos en lo que hacemos para que los jóvenes entren en el campo de la educación”, dijo.

Eso podría incluir la contratación de estudiantes en la escuela secundaria y la oferta de beneficios como la inscripción gratuita a cambio de varios años de servicio docente.

McRoberts dijo que el campo también tiene que buscar soluciones inmediatas, como ofrecer incentivos financieros para que los maestros que se han ido vuelvan al campo. Aunque hay preocupación por la generalización de los permisos de emergencia y una nueva ley que permite maestros auxiliares, dijo que los administradores necesitan flexibilidad con las licencias para dotar de personal a las escuelas.

“Tienen que encontrar algunas personas, sabe, para ocupar estas aulas”, dijo McRoberts. “Así que es una preocupación y un problema inmediato. [Y] es un problema a largo plazo que tenemos que resolver”.

Póngase en contacto con la reportera de educación de WFYI, Lee V. Gaines, a través de lgaines@wfyi.org. Sígala en Twitter: @LeeVGaines.

Support independent journalism today. You rely on WFYI to stay informed, and we depend on you to make our work possible. Donate to power our nonprofit reporting today. Give now.

 

 

Related News

Indiana 3rd graders could read better before the pandemic
Indianapolis district, charter schools compared in test score study
Back-to-school means more kids on the road, more police watching drivers